lunes, 4 de junio de 2012

Ganchilleando


Como me gusta tocar todos los palos, y soy muy maestrilla liendre, también hago ganchillo...

El ganchillo me acompaña desde los ocho años que mi abuela me enseñó un verano a hacer cadenetas y cuando acababa la madeja, deshacía todo y vuelta ha empezar; acabé harta de la cadeneta y con muchas ganas de saber que venía después.

Más tarde, un poco de aquí y un poco de allí, he aprendido algunas cositas, no muchas y sobretodo cositas muy fáciles y con pocos puntos para contar, que mi neurona y yo nos volvemos locas.
El ganchillo es increíble, es una de las manualidades/artesanías/arte que me merecen mayor admiración.

Se que tengo las ganas para profundizar más, siento que es algo tan vivo que nunca dejas de aprender, y que por supuesto es algo más allá que la colcha super pesada de mi cama cuando era chica.

De momento, os dejo con unas cositas muy sencillitas y como siempre hechas con mucho cariño.





Puedo personalizar los diseños, colores y tamaños, así como el tipo de cadena.
Si tienes alguna consulta faroteo@gmail.com
Besillos